EE.UU: Un sargento será dado de baja por criticar al presidente Barack Obama en Facebook

San Diego, EUA.- Un sargento será dado de baja por criticar al presidente Barack Obama en Facebook, en un caso que pone en entredicho las políticas del Pentágono sobre los medios de redes sociales y sus límites sobre la libertad de expresión de personal militar en activo, dijo la Infantería de Marina de los Estados Unidos.

El sargento Gary Stein será dado de baja sin honores y perderá la mayor parte de sus prestaciones por violar las políticas, señaló la corporación militar. El marine apostado en el área de San Diego, Gary Stein, quien ha prestado servicios durante casi 10 años, dijo que estaba decepcionado por la decisión. El ha argumentado que estaba haciendo uso de sus derechos de libertad de expresión.

“Amo la Infantería de Marina. Amo mi trabajo. Desearía que no hubiera tomado este curso. La estoy pasando mal viendo como 15 palabras en Facebook podrían haber arruinado mi carrera de 9 años”, comentó.

Gary Kreep, un abogado de Stein, dijo que recurriría a apelaciones administrativas internas, pero prevé que el esfuerzo será rechazado. Señaló que planea presentar una queja modificada en una corte federal.

Gary Stein escribió el 1 de marzo en una página de Facebook utilizada por meteorólogos de la Marina: “Al diablo con Obama y no voy a seguir todas sus órdenes”. Stein clarificó más tarde esa declaración diciendo que no seguiría órdenes ilícitas.

EEUU: Matar a inocentes no sale tan caro en el imperio

Frank Wuterich, 24 muertos en sus espaldas y sólo tres meses de prisión

Opinión, Randy Alonso Falcón

Matar a inocentes no sale tan caro en el imperio. No importa que las víctimas sumen dos docenas de seres indefensos.

El 19 de noviembre de 2005, como recuerdan las noticias, un pelotón de infantes de marina estadounidenses liderado por el sargento Frank Wuterich atacó el poblado de Hadita, en Irak, para vengarse de la muerte de uno de sus pares al explotar una mina antipersonal. La venganza se cobró 24 veces. Tal cantidad de iraquíes desarmados fueron ametrallados por los ocupantes.

A seis años del crimen, que incluyó a un número impreciso de civiles heridos, el sargento Wuterich compareció esta semana en el Tribunal Militar en la base naval de Camp Pedlenton, tras haber logrado un acuerdo con la Fiscalía. El castigo a su horrendo actuar fue imponerle tres meses de prisión, el descuento de dos tercios de su salario y la pérdida del grado de sargento.

Las familias de los ultimados no comparecieron al juicio. Los cargos de asesinatos fueron retirados. Los abogados de la defensa hablaron de limpiar el “nombre enlodado” del asesino múltiple.

La lógica Imperial funcionó a toda prueba. El poder que asesinó a cientos de miles y condenó a la muerte a otros tantos, no podría castigar el “modesto” palmarés de 24 asesinatos. Matar sin contemplaciones, es la filosofía de los soldados del imperio. Casi no habrá que expiar culpas.

Por eso los marines que orinaron sobre los cadáveres de afganos muertos; por eso, las loas a Chris Kyle, el francotirador que eliminó a 255 personas en Irak; por eso, los drones que matan a diestra y siniestra en la frontera de Pakistán y Afganistán.

Las guerras de conquista continúan siendo el gran escándalo de nuestros tiempos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 52.857 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: