Fidel Castro: Algunas consideraciones sobre la edición dominical en Internet del diario The New York Times

Refiere el compañero Fidel algunas consideraciones sobre la edición dominical en Internet del diario The New York Times, donde se diserta sobre los senderos que debe seguir el país, según la óptica de este medio de prensa

fidelcastro1-2Ayer, domingo 12 de octubre, por la mañana, la edición dominical en Internet del The New York Times —órgano de prensa que en determinadas circunstancias traza pautas sobre la línea política más conveniente a los intereses de su país—, publicó un artículo que tituló “Tiempo de Acabar el Embargo a Cuba”; con opiniones de lo que a su juicio, debe seguir el país.

Hay momentos en que tales artículos son suscritos por algún prestigioso periodista, como alguien a quien tuve el privilegio de conocer personalmente en los primeros días de nuestra lucha en la Sierra Maestra con los restos de una fuerza que había sido casi totalmente eliminada por la aviación y el ejército de Batista. Éramos entonces bastante inexpertos; ni siquiera concebíamos que dar esa impresión de fortaleza a la prensa constituía algo que pudiera merecer una crítica.

No era así como pensaba aquel valiente corresponsal de guerra con una historia que le dio nombre en los tiempos difíciles de la lucha contra el fascismo: Herbert Matthews.

Nuestra supuesta capacidad de lucha en febrero de 1957 era un poco menor, pero más que suficiente para desgastar y derrotar al régimen.

Carlos Rafael Rodríguez, dirigente del Partido Socialista Popular, fue testigo de lo que, después de la Batalla del Jigüe ?en que una unidad completa de tropas selectas fue obligada a capitular tras 10 días de combate, expresé sobre mi temor de que las fuerzas del régimen fueran a rendirse en julio de 1958, cuando sus tropas élites se retiraban precipitadamente de la Sierra Maestra, a pesar de estar entrenadas y asesoradas por los vecinos del norte. Habíamos encontrado la forma adecuada para derrotarlas.

Era ineludible extenderme un poco en este punto si deseaba explicar el ánimo con que leí el mencionado ar­tículo del periódico norteamericano el pasado domingo. Citaré sus partes esenciales que irán entre comillas:

“…el Presidente Obama debe sentir angustia al contemplar el lamentable estado de las relaciones bilaterales que su administración ha intentado reparar. Sería sensato que el líder estadounidense reflexione seriamente sobre Cuba, donde un giro de política podría representar un gran triunfo para su gobierno.

“Por primera vez en más de medio siglo, cambios en la opinión pública estadounidense y una serie de reformas en Cuba, han hecho que sea políticamente viable reanudar relaciones diplomáticas y acabar con un embargo insensato. El régimen de los Castro ha usado dicho embargo para excusar sus fallas y ha mantenido a su pueblo bastante aislado del resto del mundo. Obama debe aprovechar la oportunidad para darle fin a una larga era de enemistad, y ayudar a un pueblo que ha sufrido enormemente desde que Washington cortó relaciones diplomáticas en 1961, dos años después de que Fidel Castro llegó al poder.”

“…el deplorable estado de su economía ha obligado a Cuba a implementar reformas. El proceso se ha vuelto más urgente a raíz de la crisis financiera en Venezuela, dado que Caracas le proporciona petróleo subsidiado. Con el temor de que Venezuela tenga que recortar su ayuda, líderes en la isla han tomado pasos importantes para liberalizar y diversificar una economía que históricamente ha tenido controles rígidos.”

“…el gobierno cubano ha comenzado a permitir que sus ciudadanos se empleen en el sector privado y que vendan propiedades como automóviles y casas. En marzo, la Asamblea Nacional de Cuba pasó una ley con el fin de atraer inversión extranjera. (…) En abril, diplomáticos cubanos comenzaron a negociar los términos de un tratado de cooperación que esperan firmar con la Unión Europea. Han asistido a las primeras reuniones preparados, ansiosos y conscientes de que los europeos van a pedir mayores reformas y libertades ciudadanas.

“El gobierno autoritario sigue acosando disidentes, quienes frecuentemente son detenidos por períodos cortos. La Habana no ha explicado la sospechosa muerte del activista político Oswaldo Payá.”

Como puede apreciarse una acusación calumniosa y gratuita.

“El año pasado se flexibilizaron las restricciones de viaje para los cubanos, lo cual permitió que disidentes prominentes viajaran al exterior. En la actualidad, existe un ambiente de mayor tolerancia para aquellos que critican a sus líderes en la isla, pero muchos aún temen las repercusiones de hablar francamente y exigir mayores derechos.

“El proceso de las reformas ha sido lento y ha habido reveses. Pero en conjunto, estos cambios demuestran que Cuba se está preparando para una era post-embargo. El gobierno afirma que reanudaría con gusto las relaciones diplomáticas con Estados Unidos sin condiciones previas.

“Como primer paso, la Casa Blanca debe retirar a Cuba de la lista que mantiene el Departamento de Estado para penalizar países que respaldan grupos terroristas. Actualmente, las únicas otras naciones en la lista son Sudán, Irán y Siria. Cuba fue incluida en 1982 por su apoyo a movimientos rebeldes en América Latina, aunque ese tipo de vínculos ya no existen. Actualmente, el gobierno estadounidense reconoce que La Habana está jugando un papel constructivo en el proceso de paz de Colombia, sirviendo de anfitrión para los diálogos entre el gobierno colombiano y líderes de la guerrilla.

“Las sanciones por parte de Estados Unidos a la isla comenzaron en 1961 con el objetivo de expulsar a Fidel Castro del poder. A través de los años, varios líderes estadounidenses han concluido que el embargo ha sido un fracaso. A pesar de eso, cualquier iniciativa para eliminarlo ha traído consigo el riesgo de enfurecer a miembros del exilio cubano, un grupo electoral que ha sido decisivo en los comicios nacionales. (…) la generación de cubanos que defienden el embargo está desapareciendo. Miembros de las nuevas generaciones tienen distintos puntos de vista, y muchos sienten que el embargo ha sido contraproducente para fomentar un cambio político. Según una reciente encuesta, el 52 por ciento de norteamericanos de origen cubano en Miami piensan que se debe terminar el embargo. Una amplia mayoría quiere que los países vuelvan a tener relaciones diplomáticas, una posición que comparte el electorado norteamericano en general.

“Cuba y Estados Unidos tienen sedes diplomáticas en sus capitales, conocidas como secciones de interés, que desempeñan las funciones de una embajada. Sin embargo, los diplomáticos estadounidenses tienen pocas oportunidades de salir de la capital para interactuar con el pueblo cubano y su acceso a los dirigentes de la isla es muy limitado.

“En 2009, la administración Obama tomó una serie de pasos importantes para flexibilizar el embargo, facilitando el envío de remesas a la isla y autorizando a un mayor número de cubanos radicados en Estados Unidos a viajar a la isla. También creó planes que permitirían ampliar el acceso a telefonía celular e internet en la isla. Aún así, sería posible hacer más.

Por ejemplo, se podría eliminar los límites a las remesas, autorizar mecanismos de inversión en las nuevas microempresas cubanas y expandir las oportunidades para norteamericanos que deseen viajar a la isla.

“Washington podría hacer más para respaldar a las empresas norteamericanas que tienen interés en desarrollar el sector de telecomunicaciones en Cuba. Pocas se han atrevido por temor a las posibles repercusiones legales y políticas.

“De no hacerlo, Estados Unidos estaría cediendo el mer­cado cubano a sus rivales. Los presidentes de China y Ru­sia viajaron a Cuba en julio con miras a ampliar vínculos.

“El nivel y envergadura de la relación podría crecer significativamente, dándole a Washington más herramientas pa­ra respaldar reformas democráticas. Es factible que ayu­de a frenar una nueva ola migratoria de cubanos desesperanzados que están viajando a Estados Unidos en balsas.

“Una relación más saludable podría ayudar a resolver el caso de Alan Gross, un experto en desarrollo que lleva casi cinco años detenido en la isla. Más aún, crearía nuevas oportunidades para fortalecer la sociedad civil, con lo cual gradualmente se disminuiría el control que ejerce el estado sobre la vida de los cubanos. Si bien la Casa Blanca puede tomar ciertos pasos unilateralmente, desmantelar el embargo requeriría una acción legislativa en Washington”.

“… varios líderes del hemisferio se reunirán en Ciudad de Panamá con motivo de la séptima Cumbre de las Américas. Varios gobiernos de América Latina insistieron en invitar a Cuba, rompiendo así con la tradición de excluir a la isla por exigencia de Washington.

“Dada la cantidad de crisis a nivel mundial, es posible que la Casa Blanca considere que darle un giro sustancial a su política respecto a Cuba no es una prioridad. Sin embargo, un acercamiento con la isla más poblada del Caribe que incentive el desbloqueo del potencial de los ciudadanos de una de las sociedades más educadas del hemisferio, podría representar un importante legado para la administración.

También ayudaría a mejorar las relaciones de Estados Unidos con varios países de América Latina y a impulsar iniciativas regionales que han sufrido como consecuencia del antagonismo entre Washington y La Habana.”

“…a raíz de la invitación a Cuba a la cumbre, la Casa Blanca no ha confirmado si Obama asistirá.

“Tiene que hacerlo. Sería importante que hiciera presencia y lo considerara como una oportunidad para de­sencadenar un logro histórico.”

¡¡¡¡Una de las sociedades más educadas del hemisferio!!!! Eso sí que es un reconocimiento. Pero, por qué no lo dice de una vez, que en nada se parece a la que nos legó Harry S. Truman cuando su aliado y gran saqueador del tesoro público Fulgencio Batista asaltó el poder el 10 de marzo de 1952, a solo 50 días de las elecciones generales. Aquello no podrá olvidarse nunca.

El artículo está escrito, como puede apreciarse, con gran habilidad, buscando el mayor beneficio para la política norteamericana en la compleja situación, cuando los problemas políticos, económicos, financieros y comerciales se acrecientan. A ello se suman los derivados del cambio climático acelerado; la competencia comercial; la velocidad, precisión y poder destructivo de armas que amenazan la supervivencia de la humanidad. Lo que hoy se escribe tiene una connotación muy diferente de lo que divulgaban hace solo 40 años cuando nuestro planeta se veía ya obligado a albergar y abastecer de agua y alimentos al equivalente de la mitad de la población mundial actual. Esto sin mencionar la lucha contra el Ébola que amenaza la salud de millones de personas.

Añádase que dentro de unos días la comunidad mundial expondrá ante Naciones Unidas si está de acuerdo o no con el bloqueo a Cuba.

Fidel Castro Ruz
Octubre 13 de 2014
8 y 30 p.m.

The New York Times pide fin de bloqueo de Estados Unidos contra Cuba

141011205517_obama_castro_handshake_624x351_reuters

El Comité Editorial del diario The New York Times pidió hoy al presidente Barack Obama poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero que Estados Unidos impone a Cuba desde 1962, y restablecer relaciones diplomáticas con la isla.

“Obama debe aprovechar la oportunidad para darle fin a una larga era de enemistad, y ayudar a un pueblo que ha sufrido enormemente desde que Washington cortó relaciones diplomáticas en 1961″, comenta el periódico.

Pide, como primer paso, que la Casa Blanca retire a Cuba de la lista que mantiene el Departamento de Estado para penalizar países que respaldan grupos terroristas.

Actualmente, el gobierno estadounidense reconoce que La Habana está jugando un papel constructivo en el proceso de paz de Colombia, sirviendo de anfitrión para los diálogos entre el gobierno colombiano y líderes de la guerrilla, señala.

El periódico neoyorquino pide a Obama que reflexione seriamente sobre Cuba porque un giro de política, podría representar un gran triunfo para su gobierno.

“Por primera vez en más de medio siglo, cambios en la opinión pública estadounidense y una serie de reformas en Cuba, han hecho que sea políticamente viable reanudar relaciones diplomáticas y acabar con un embargo insensato”, subraya el editorial de The New York Times.

El influyente periódico reconoce que las sanciones económicas por parte de Estados Unidos a la isla comenzaron en 1961, con el objetivo de derrocar a la Revolución cubana, pero a través de los años varios presidentes estadounidenses concluyeron que la medida ha sido un fracaso.

Destaca además que, a pesar de eso, cualquier iniciativa para eliminar el bloqueo contra Cuba, ha traído consigo el riesgo de enfurecer a miembros de los grupos extremistas anticubanos radicados en Miami, a quienes reconoce como un grupo electoral que ha sido decisivo en los comicios nacionales, pero que está en desventaja porque muchos de ellos han desaparecido.

Subraya también que las nuevas generaciones de cubanos emigrados en Estados Unidos tienen distintos puntos de vista, y muchos sienten que el bloqueo ha sido contraproducente.

Según una reciente encuesta, el 52 por ciento de los estadounidenses de origen cubano residentes en Miami piensan que se debe terminar el bloqueo, y una amplia mayoría quiere que Cuba y Estados Unidos vuelvan a tener relaciones diplomáticas, una posición que comparte el electorado norteamericano en general, destaca el periódico.

“Reanudar relaciones diplomáticas, para lo cual la Casa Blanca no necesita respaldo del Congreso, le permitiría a Estados Unidos ampliar áreas de cooperación en las cuales las dos naciones ya trabajan conjuntamente. Estas incluyen la regulación de flujos migratorios, operaciones marítimas e iniciativas de seguridad de infraestructura petrolera en el Caribe”, comenta el The New York Times.

El comité editorial del diario considera que un acercamiento con la isla más poblada del Caribe que incentive el desbloqueo del potencial de los ciudadanos de una de las sociedades más educadas del hemisferio, podría representar un importante legado para la actual administración Obama.

Los perjuicios económicos ocasionados por el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, desde 1962 y hasta marzo del presente año ascienden, a precios corrientes, a 116 mil 880 millones de dólares, informó recientemente el vicecanciller cubano Abelardo Moreno.

Esto supone un monto de un billón 112 mil 534 millones de dólares, si se calculan los daños en función de los actuales precios del oro.

( Tomado de Prensa Larina )

Kissinger quería bombardea a Cuba

cuba_euaWashington, 1 oct (PL) Documentos desclasificados de la Biblioteca Presidencial Gerald R. Ford, revelaron que el exsecretario de Estado Henry A. Kissinger trazó planes secretos para lanzar ataques aéreos contra Cuba en 1976, publica hoy el diario The New York Times.

Los documentos fueron desclasificados a petición de un grupo de investigadores estadounidenses del Archivo Nacional de Seguridad.

La importante revelación aparece en la página A12 de la edición de este miércoles del diario neoyorquino.

En esos documentos se explica como Kissinger convocó a un grupo de altos funcionarios estadounidenses para trabajar en las posibles medidas de represalia contra Cuba por desplegar un contingente militar en Angola, a petición del gobierno de ese país africano.

El New York Times revela que los funcionarios convocados por Kissinger, esbozaron planes para atacar puertos e instalaciones militares en Cuba, e incluía un plan de envío de batallones de infantes de marina a la Base Naval de Guantánamo, en territorio cubano y ocupada ilegalmente por Estados Unidos desde 1902.

El plan urdido por el exsecretario de Estado, bajo el mandato del presidente Gerald Ford, sugería la utilización de decenas de aeronaves de combate y el minado de los puertos cubanos.

El New York Times añade que el grupo advirtió que Estados Unidos podría estar en serio riesgo de perder su base naval en Cuba, que era vulnerable a recibir un contraataque de las fuerzas armadas cubanas.

También estimaron a un costo de 120 millones de dólares reabrir la Base Aérea Ramey, en Puerto Rico, y una posible ubicación para posicionar a los escuadrones de destructores.

Kissinger elaboró propuestas para un eventual bloqueo militar de las costas de cubanas, a pesar que se tuvo en cuenta que estas acciones conducirían a un conflicto con la entonces Unión Soviética, un estrecho aliado de Cuba.

“Si decidimos utilizar el poder militar, debe tener éxito”, afirmó Kissinger en una reunión, según los documentos desclasificados.

“No debe haber medidas a medias. Si nos decidimos por un bloqueo, debe ser implacable, rápido y eficiente”, subrayó Kissinger hace casi 40 años. Las notas dadas a conocer, muestran que Donald H. Rumsfeld, quien fue secretario de Defensa de Estados Unidos (1975-1977), bajo la presidencia de Ford, y otra vez durante la presidencia de George W. Bush, también estuvo presente en la reunión en que Kissinger ordenó elaborar el plan de contingencia contra Cuba.

Tanto Kissinger, que ahora tiene 91 años, y Rumsfeld, de 82, se negaron a comentar después que se revelaron los documentos recién desclasificados.

Los planes de Kissinger, que se estuvieron preparando durante la campaña electoral de 1976 en Estados Unidos, no prosperaron por la victoria y ascenso a la presidencia del demócrata Jimmy Carter.

Los documentos citados por el New York Times, aparecen en el libro Back Channel to Cuba, de los investigadores estadounidenses William M. Leogrande, profesor de la escuela de Asuntos Públicos de la Universidad Americana en Washington, DC, y Peter Kornbluh, director del Proyecto de Documentación de Chile del Archivo de Seguridad Nacional, y del Proyecto de Documentación de Cuba.

Londres 2012: Así trabajan los fotógrafos bajo el agua

Foto: Doug Mills/The New York Times

El trabajo de un reportero gráfico es difícil, no solo cuando tiene que viajar a una zona de conflicto, sinocuando desciende tres metros en una piscina para cambiar las baterías de la cámara que colocó para captar impactantes momentos de los competidores de los Juegos Olímpicos.

Esa es la labor de Al BelloClive Rose y Adam Pretty, quienes tienen que verificar varias veces al día si las cámaras fotográficas sumergidas con un protector especial funcionan correctamente.

Muchos fotógrafos que trabajan bajo el agua son certificados buzos, lo que les permite trabajar con tranquilidad y solo preocuparse por captar las mejores imágenes.

“Hay que ver debajo o mirar una piscina sin nadadores y pensar: ‘aquí es donde el nadador se va a lucir’, ‘aquí es donde  puede haber un reflejo’, ‘este puede ser un buen ángulo’”, dijo Bello a The New York Times.

Según el diario neoyorquino, una producción fotográfica bajo el agua puede costar alrededor de US $30,000 solo en equipamiento, pero se necesita de mucha suerte para fotografiar un momento memorable.

Bello y sus compañeros usan un disparador manual para operar el obturador. Este dispositivo está conectado a la cámara a través de un cable y las imágenes son transmitidas inmediatamente a una laptop. Claro, esto si todo sale bien. No siempre es así, las baterías se pueden acabar cuando menos lo piensas o un deportista puede patear la cámara sin darse cuenta.

 

http://www.clasesdeperiodismo.com/

 

Twitter permitirá que se puedan ampliar los links

Además de imágenes y videos, también podrán previsualizarse contenidos de sitios relacionados a la red social, tales como las páginas de noticias.

Más novedades en Twitter: hasta ahora sólo podían verse en vista previa los tweets que contenían fotos o videos de YouTube, pero a partir de ahora también podrán visualizarse en el timeline el contenido de sitios asociados a la red social. Desde el blog oficial anunciaron que esta “experiencia interactiva” estará disponible tanto en su página web como en su sitio móvil.

Esta nueva aplicación permitirá desplegar el contenido de un enlace como el de noticias de un portal que incluirá el titular, el comienzo de la nota y hasta cuentas relacionadas como la del autor del artículo o el editor.

Algunos de los sitios de contenidos como Time, y otros de noticias como The Wall Street Journal, The New York Times, MSNBC, entre otros, podrán verse en la misma página de Twitter, seguir las cuentas que despliega, y continuar leyendo al abrir el vínculo.

Periódicos de los EEUU critican posición del gobierno sobre Cuba en Cartagena

Tras no lograrse ningún acuerdo sobre la inclusión de Cuba en la Cumbre de las Américas que se realizó la semana pasada en Cartagena, Colombia, la prensa estadounidense arremetió con duras críticas contra el gobierno de Barack Obama, informa PL.

El tema de la inclusión de la Isla caribeña en estos foros, a la cual se oponen Washington y Ottawa, determinó que la cita concluyera sin una declaración final y dejó abierta la interrogante sobre si habrá una séptima reunión, indicó el diario The Washington Post.

Por su parte, el rotativo The New York Times observó la contradicción en la postura de la actual administración demócrata, y advirtió que mientras Obama prometió una nueva relación con sus vecinos del sur, hoy exhibe pocos éxitos en la reducción de diferencias significativas en las políticas que han dividido a la región durante décadas.

La crítica abierta hacia el enfoque de la Casa Blanca sobre disímiles cuestiones también demostró la confianza y emergencia de nuevos líderes regionales en América Latina.

Refiere el Times que pese a haberlo negado, al mantener su postura sobre la Isla, Obama evitó antagonizar con los votantes del sector anticubano en Florida, un estado crucial en las elecciones presidenciales de este año.

Por su parte, Los Ángeles Times afirmó que la política de prohibir la asistencia de Cuba a la reunión diplomática resultó contraproducente y sugirió que esta debe terminar, cita Notimex.

Con el título de “Es tiempo de incluir a Cuba” en uno de sus editoriales del día, el más importante diario en el oeste de Estados Unidos abordó la polémica que causó el tema de Cuba en la recientemente concluida cumbre.

“La prohibición que por cerca de 18 años se ha mantenido en contra de la participación de la Isla debe terminar y es hora de incluirla”, recomendó.

Cualquiera que sea la razón, esa posición no está jugando bien en el entorno con los líderes de la región, que ven en los embargos (bloqueo) y el aislamiento políticas anacrónicas de la época de la Guerra fría, concluyó.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 52.972 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: